Semillas regulares, la forma más natural de cultivar

Semillas regulares, la forma más natural de cultivar

Fresh Kush CBD 50 días de floracion

Pese a ser el formato más arcaico de las semillas, hoy día son muchos los que no conocen que son las semillas regulares y cuales son las ventajas del uso de estas. Este desconocimiento es a causa de la popularidad que han alcanzado las semillas feminizadas. Las cuales han tenido un gran auge desde que a finales de los 90 se descubriera como revertir las hembras, para que estas, se convirtieran en macho. Para así con su polen polinizar una hembra. La cual producirá solo semillas hembras, al menos en teoría. Ya que en la práctica son muchos los cruces realizados por este método, los que muestran el gen hermafrodita en sus semillas. Ya que al hacer la reversión, dicho gen se activa con facilidad. Produciendo plantas más propensas a la mal formación y con una tendencia notable al hermafroditismo. Sobre todo cuando estas sufren algún tipo de estrés durante el periodo de floración.
Dados estos inconvenientes cada vez son más los cultivadores que optan por utilizar semillas en su formato regular. Ya que las semillas regulares, suelen ofrecer plantas más fuertes y productivas, así como con una mayor resistencia ante cualquier tipo de estrés. De ahí que difícilmente una semilla hembra proveniente de semillas regulares, pueda volverse hermafrodita. Uno de las mayores tragedias que se pueden producir en un cultivo, ya que una sola flor macho, puede provocar la aparición de miles de semillas en todo el espacio de cultivo. Siendo estas semillas inservibles, ya que en su mayoría, portaran el gen hermafrodita. Por ello este tipo de semillas suelen ser las ideales para los cultivadores que quieren seleccionar una buena madre, fuerte, estable y productiva.

Otra gran ventaja que nos proporciona este tipo de semillas es la facilidad para producir nuestras propias semillas de una forma fácil y natural. Ya que gracias a la presencia de machos y hembras en estas semillas. Bastara con dejar un macho durante unos días -durante el estadio de floración- junto a nuestra hembra preferida. Pudiendo producir con este simple gesto, todas las semillas que vayamos a necesitar en un largo periodo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *